lunes, 13 de enero de 2014

Un pedacito de verdad cocinada

No sé si el mundo sería mejor o no si todos fueran capaces de entender y llegaran a un acuerdo, pero no perderé el tiempo en valorarlo, pues nunca será.
En cualquier caso en algunas ocasiones sólo puedes alejarte de quien se pasa tu asertividad por el forro, pues es su legítima elección la de aceptar o no ayuda, la de querer salvarse o no. Cuesta, duele, pero por mucho que veamos la salida señalada, desde nuestra posición, a menudo olvidan el idioma común y crean uno propio. Cuesta, duele, pero aunque te esfuerces en aprenderlo y consigas comunicarte, te encuentras con un ser inmutable, sólo capaz de oir su propio delirio.

*Nicoletta Ceccoli

1 comentario:

  1. Muy bueno, y una gran pero dolorosa verdad.

    ResponderEliminar

Gracias por comentar, ¡vuelve cuando quieras!
Las puertas están abiertas*.

*Por eso, aunque "¡Vamos a morir todos!" no tiene que ser todavía.