martes, 8 de abril de 2014

Bangor, la ciudad* maldita

Mi primer podcast (con errata incluída):


Me dejo mucho que escribir sobre ella, pero ahora voy a retratar sólo uno de los aspectos de Bangor (Gwynedd) especialmente significativo para la comunidad internacional.
Bangor está maldita.

Vayamos al origen:
Nada más llegar a la ciudad ya hay alguien que te recluta / acoge. Acto seguido todo se convierte sin que te des cuenta en una sucesión de dos tipos de fiesta: la fiesta de despedida y la fiesta de inauguración de piso. También hay alguna que otra fiesta de cumpleaños, pero no son las más importantes ni mucho menos las más frecuentes, y algun evento puntual sea Eurovisión, barbacoa porque hace sol, ... Despedida e inauguración ganan por goleada, y es que en Bangor siempre hay gente yéndose y viniendo.
Luego, cuando ya llevas un tiempo te conviertes en el reclutador / acogedor y se van cerrando los ciclos. Ya sientes la ciudad como tuya, sobre todo cuando llevas tiempo fuera de tu ciudad natal y se te produce la revelación que hay más gente que te reconoce y saluda por la calle en Bangor que allí de donde vienes. Y es que Bangor es más que pañuelo moco, y más vale que te quedes bien con las caras, pues no verás a la misma gente siempre en los mismos lugares, sino que te encontrarás a cualquiera en sitios muy diferentes, lo que es uno de sus principales encantos y desencantos al mismo tiempo.

Bueno, y de la maldición, ¿qué?.

Pues que vuelves, como el asesino al lugar del crimen. Hay quien dice que Bangor es una ciudad de paso: uno viene, hace su carrera o máster o PhD o Postdoc y se va. Y es verdad, pero no es toda la verdad: si haces tu carrera con alta probabilidad vuelves para hacer el máster (Valentina) y si haces el máster vuelves para el doctorado (Karim, Saad). También tenemos quien vino con Leonardo y volvió para máster (Edu, el que definió la maldición como tal, Amaia¿?) y los que han sido atrapados y no vuelven porque ya se han quedado... tenemos... de todo tipo.
Por supuesto que te acabas yendo, la ciudad no te atrapa de manera indefinida, pero si considera que no has estado el tiempo suficiente te hará entrar en un estado emocional en el que no podrás evitar volver / quedarte "un poquito más".

*Ciudad pq tiene catedral, no por tamaño ;).

1 comentario:

  1. Dedicado Amaia... ¿Tendrá efecto en ella la Maldición?

    ResponderEliminar

Gracias por comentar, ¡vuelve cuando quieras!
Las puertas están abiertas*.

*Por eso, aunque "¡Vamos a morir todos!" no tiene que ser todavía.