miércoles, 9 de julio de 2008

rebota y explota

Voy entonces hoy, ya en primera persona, a la oficina de personal (no merece mayúsculas) con todos mis papeles.
La señorita me llamó para preguntar mi titulación e ir preparando el contrato. Parecía eficiente.
"Ve mirando el contrato mientras hago fotocopias."
Miro el contrato y encuentro una errata de unos 412 euros menos al mes.
Como había hablado con gente, gente que me informó que yo debería ya tener contrato y por la que llamé para que me lo confirmaran y de paso prepararan, pues también sabía que esa información era incorrecta.
La cara de vergüenza debió caérsele a la señorita, cuando le comenté sin firmar: "Tengo una compañera con la misma beca (...) y el sueldo es" algo diferente.
Que viene a ser como eufemísticamente o indirectamente decir "Mi amiga cobra más, míralo bien o no firmo".
Y la señorita que había parecido eficiente llamó a otra señorita que le dijo que copiara el salario de la nómina de mi amiga.
Yo me quedé a cuadros y me fui de compras mientras me calmaba. Acababa de recuperar aproximadamente unos 412 euros al mes.

2 comentarios:

  1. http://sin-sceal-eile.blogspot.com/15 julio, 2008 12:41

    Para que veas que la ineficiencia burocrática de los funcionarios no solo existe en la Facultad de Biología de Barcelona, a la cual yo habría puesto una nota de 10 en ineficiencia en su día. Después de esto le pongo un 9 y a la tuya de Cádiz un 10!

    Yo fui a recoger el Título de Licenciado ayer. Había reservado todo el día para esto, imagínate! estaba preparado para todo, y de repente una señorita sin cobrarme nada y sin darme mil papeles para rellenar, me pregunta el nombre y me da el título en 3 minutos!...debeía de ser nueva seguramente.

    ResponderEliminar
  2. ¿¿¡Ayer fuiste a por el título!??

    ¡Qué barbaridad!

    XD

    Yo me lo traje a Cádiz porque cuando me dijeron que aunque tuviera copias compulsadas tenía que presentar el original me lo creí.
    Y como luego dejé de creerlo, pues no ha salido de la maleta en que lo traje.

    ResponderEliminar

Gracias por comentar, ¡vuelve cuando quieras!
Las puertas están abiertas*.

*Por eso, aunque "¡Vamos a morir todos!" no tiene que ser todavía.